Titulaciones Náuticas

FJORD 44 OPEN

Hoy os vamos a explicar la titulación náutica que necesitáis para poder gobernar una embarcación de recreo. Todo dependerá del tipo de barco y ámbito de navegación.

Las titulaciones náuticas son necesarias para saber llevar una embarcación, son imprescindibles para conocer los conceptos fundamentales de un medio para poder disfrutar o trabajar en el mar, además aprendes a saber cómo se debe reaccionar ante imprevistos.

Hay diferentes tipos de titulaciones, cuanta más dificultad tiene en obtenerse, mayores son los permisos que te otorgan para navegar, ya sea tamaño de eslora, potencia, distancia de navegación, tipo de navegación, etc…

Las principales titulaciones náuticas existentes son:

Licencia de Navegación: es el curso básico homologado. Tan sólo necesitas dos horas de teoría y cuatro horas de práctica. Realizando este curso básico ya tendríamos nuestra licencia de navegación, además aprenderás a realizar maniobras básicas dentro del puerto y los derechos de paso básicos para evitar colisiones, los nudos más utilizados, señalización marítima, comprobaciones que se deben realizar antes de zarpar, así como la meteorología y los elementos de seguridad. Con ella, el límite de distancia es hasta 2 millas de la costa de navegación diurna. Permite gobernar embarcaciones de hasta 6 metros de eslora, tanto de vela como de motor. Además con este tipo de titulación también puedes gobernar motos de agua sin limitación de potencia.

Patrón de Navegación: Este tipo de titulación amplia algunos permisos que el de Licencia. Esta titulación te permite la navegación diurna y nocturna hasta 5 millas de la costa. Te permite gobernar embarcaciones hasta 8 metros tanto de vela como de motor. Se puede realizar el curso de manera intensiva si se desea, y además son obligatorias las prácticas de 4 horas de radio sobre las generalidades de las radiocomunicaciones en el Servicio Móvil Marítimo, el uso de los equipos de a bordo y el reglamento de las comunicaciones radiotelefónicas, tanto de emergencia como rutinarias. Tras realizar el curso, se exige un examen teórico, realizar completamente las prácticas obligatorias y un certificado médico. Tampoco tiene límite de potencia para las motos acuáticas.

Patrón de Embarcaciones de Recreo, también conocido como PER: Con esta titulación tendréis más ampliación de los límites de navegación. El PER te permite gobernar embarcaciones de hasta 15 metros de eslora, y poder navegar en la zona comprendida entre la costa y una línea paralela a la misma trazada a 12 millas de ésta, además también os permitirá el poder navegar entre islas. Esta titulación os exigirá más horas de práctica, 16 horas, un curso de radio-operador de corto alcance de 12 horas de duración, de las cuales 4 horas son teóricas y 8 horas de práctica. De manera extra, es posible el realizar una navegación de 24 horas que incluya navegación nocturna, os la recomendamos ya que no es lo mismo navegar durante el día que durante la noche, además ampliarás a poder gobernar embarcaciones de hasta 24 metros de eslora y poder navegar entre islas, tanto Baleares como en Canarias.

En el caso de querer poseer el PER Profesional, deberéis realizar un curso de Formación Básica en Seguridad homologado (STCW), el cual permite trabajar en algunas áreas de cárter con embarcaciones de recreo.

Patrón de Yate: con este título las dimensiones de la embarcación que podréis gobernar ya alcanzan hasta el máximo de 24 metros de eslora, ya hablamos de palabras mayores, y por ello os aconsejamos que tengáis mucha práctica antes de lanzaros a navegar con este tipo de embarcación, pensad que las maniobras en puerto son más dificultosas y además tienen más elementos eléctricos, más motorización, etc… todo aumenta, y por ello se necesita mucha práctica y grandes conocimientos. Esta titulación te permite la posibilidad de navegar en la zona comprendida entre la costa y una línea paralela a la misma, trazada a 150 millas de ésta.

Para poder tener la titulación de Patrón de Yate, debes tener antes la titulación de PER. También deberás realizar un curso de radio-operador de corto alcance de 12 horas , el cual no es necesario repetir si ya lo has realizado anteriormente para el PER .

Ser Capitán de Yate no es cualquier tontería, se debe tener mucha experiencia, sentido común, mayor precaución, tiene la máxima responsabilidad. Con el título de Capitán de Yate, ya no hay límite de distancia, es ilimitada, pudiendo realizar grandes travesías.

Las prácticas para esta titulación ya son de 48 horas, de las que 36 horas serán a modo de travesía y cada alumno deberá realizar una guardia de día y otra de noche.

Además del total conocimiento de los elementos que componen una embarcación, se recalcará mucho la preparación de travesías, el establecimiento de una derrota, organización de guardias, el manejo de derroteros, reconocimiento de faros, y particularmente la navegación astronómica, para saber según las estrellas saber tu posicionamiento en caso de no tener GPS, o que este se estropee en el momento más inesperado o necesario. Además nos darán más conocimientos del manejo de la radio y la utilización de diferentes instrumentales de a bordo, radar, sistemas de localización, etc…

Os deseamos buena proa!!

Clica aquí para más información oficial


My Balis Blog

«Recomendaciones Temporada»

Se acerca el buen tiempo para navegar y el verano también está próximo, todos tenemos muchas ganas de poner rumbo a los mejores rincones de la costa y disfrutar de esos días de sol, baños y navegación.  Sin embargo, si  somos cautos  podemos evitar muchos accidentes que habitualmente suceden en las embarcaciones de recreo. 

Para evitar disgustos, desde Marivent Yachts Balis os recomendamos lo siguiente antes de salir a navegar:

Primero de todo es importantísimo que tengamos al día nuestra titulación náutica y la documentación reglamentaria de acuerdo con su embarcación y navegaciones a realizar, sin tener este punto en orden, más vale que solicitemos su actualización, o duplicado en caso de pérdida, o lo que necesitemos realizar, de lo contrario olvidarse de navegar.

Trás comprobar que tenemos en regla nuestra titulación y documentación, debemos comprobar el estado de la embarcación y revisar su buen funcionamiento, nos referimos a los equipos de comunicación y navegación, los motores, niveles de aceite, agua y combustible, el sistema eléctrico ( a veces no le damos la importancia que tiene), revisar que tengamos bien todo el equipo de seguridad y el aparejo.

Un punto muy importante, y que a veces por descuido y por demorar puede sucedernos, es importante que tener el seguro en regla. De no tenerlo al corriente, cualquier compañía de seguros rehusará el cubrir los daños e indemnizaciones provocados por un accidente si en el momento de tener cualquier accidente, quien gobernaba la embarcación carecía de la titulación adecuada o faltaba algún documento obligatorio. 

Una vez comprobado que nuestra embarcación está en perfecto funcionamiento y toda la documentación al día, debemos consultar la previsión meteorológica antes de salir a navegar, la previsión desde donde salimos y de la zona donde pretendemos navegar, y sobretodo, en caso de que nos indique mal tiempo o haya mala visibilidad, evitar la salida por muchas ganas que tengamos.

Algo muy importante que debemos realizar, y si es necesario ponernos un recordatorio para realizarlo, es dar el informe de la fecha/hora prevista de salida/llegada y puerto de salida/destino, así en caso de haber cualquier imprevisto, emergencia o eventualidad podremos recibir avisos, de lo contrario, de esta manera evitamos que transcurran horas que podrían ser vitales en momentos de emergencia. 

Cuando informemos de la fecha/hora prevista de salida/llegada y el puerto de salida/destino, también daremos la información de las características de la embarcación, de esta manera será mejor si necesitan identificar  nuestra embarcación. Los datos que se suelen dar son: :

  • El nombre de nuestro barco.
  • El número de tripulación que llevamos, además de los datos de cada uno de ellos.
  • Detalles de nuestra embarcación, tales como tipo, color, formas de las superestructuras, palos, etc…
  • La nacionalidad y el distintivo de llamada, el cual es un código alfanumérico adjudicado a nuestro barco (como las matrículas de coches), con el cual hace diferenciar dos barcos que puedan tener el mismo nombre, se suele utilizar en el procedimiento de voz en VHF.
  • El número y nombre de personas a bordo, se cuentan a todos, incluídos los invitados que podamos tener. Recordad no embarcar nunca más tripulantes que los permitidos, está totalmente prohibido.
  • Informar de los equipos de comunicaciones que disponemos en nuestra embarcación.
  • El teléfono de contacto y personas con las que se pueda contactar en caso de emergencia, siempre se puede necesitar el avisar a otras personas en caso de problemas.

Si durante el trayecto decidimos cambiar de rumbo porque hemos decidido otro destino, debemos comunicarlo al club náutico, oficina de marina o alguien que esté en tierra. Debemos evitar el alterar nuestro destino previsto, a no ser que nos veamos obligados por fuerza mayor.

Es importante tener preparada y a nuestra disposición la información suficiente de la ruta y puertos que esperamos visitar: cartas náuticas, derroteros, libro de faros, balizamientos, lugares de fondeo, amarres disponibles, … Debemos recordar que los amarres a las boyas de balizamiento están totalmente prohibidas, así que debemos asegurarnos de amarrar en buen lugar. 

Como última recomendación y no menos importante que el resto, debemos tener cuidado con los pesos que introducimos en nuestra embarcación, debemos distribuir muy bien  las cargas para que no afecte a la escora o estabilidad de la embarcación.

Si cumplís todas estas recomendaciones os asegurais el tener una navegación tranquila y lo más importante… disfrutar de los mejores momentos en el mar.

Os deseamos buena proa!!