«Limpieza de las Embarcaciones»


Austin Parker 44 IBIZA

Hoy os vamos a hablar de la importancia de la limpieza externa e interna de los barcos para poder tener un buen mantenimiento de ellos. Es importante la limpieza y mantenimiento del casco como en la mecánica, y no nos vamos a engañar, mantener un barco tiene su coste, habrá quién quiera evitar este coste extra, pero a la larga el no realizarlo os puede ser mucho más caro si no realizais el mantenimiento antes, durante y después, las averías por descuido suelen ser muy costosas, por ello, os vamos a informar de lo mínimo que se debe hacer en un barco para tenerlo en perfecto estado.

En un barco, la parte del casco  es la que está constantemente sumergida, técnicamente se le llama obra viva,  y es de las partes más importante en mantenerla en buen estado y limpia. Lo más habitual, es subir una vez al año la embarcación al varadero del puerto y  cambiar la pintura que tiene el casco, dicha pintura se le denomina  antifouling, la cual se aplica para evitar que se agarren moluscos, el tipo de molusco que se adhiere al casco son tipo lapas, cuanto más caliente está el agua de mar es más fácil que se adhieran al casco,  y pueden llegar a dañar la fibra  del barco si dejamos sin mantenimiento la obra viva, provocando el deterioro y apareciendo la ósmosis, una de las averías peores que puede tener un casco de fibra ya que empieza a filtrarse agua a causa del mal mantenimiento y la aparición de la ósmosis.  Manteniendo en perfectas condiciones el casco hará que nuestra embarcación no pierda velocidad y además reducimos el gasto de consumo del barco.

FJORD 38 OPEN

Hasta ahora hemos hablado de la parte de la obra viva, la cual hemos recomendado hacerlo una vez al año. Otra parte que debe ser mantenida limpia, y esta vez se debe realizar después de cada vez que hayamos salido a navegar, es la cubierta del barco, principalmente se debe limpiar con agua dulce, es lo que se le denomina baldear la cubierta, es importante el desalar toda la superficie, los portillos, que son las ventanas del barco, todo el casco, la teca, e incluso los metales, debemos baldearlo todo, en todos los puertos encontraremos el servicio de agua para poder baldearlo con nuestra manguera. 

En el momento de baldear, podemos utilizar jabones especiales, esto es muy importante, deben ser jabones biodegradables y que no tengan componentes que puedan dañar la fibra y por supuesto que no ensucien el agua. Se suele utilizar en muy poca cantidad y mezclados con agua, si queremos hacer una limpieza profunda al menos un par de veces a la semana, se puede utilizar un cepillo para pasarlo por toda la cubierta y así ayudar a quitar más fácilmente la sal del mar. 

Por último y no menos importante, es el mantener limpio y en buen estado el interior de la embarcación.  En el interior del barco se acumulan restos de sal, polvo y suciedad, sin contar la posible aparición de moho y malos olores a causa de la humedad. Con lo cual, no debemos olvidar la limpieza del interior de la embarcación, sobre todo en los meses de verano que es cuando más convivimos en ella.  

Ventilar, limpiar las escotillas, los muebles, la superficie del suelo, los baños, etc… es la manera de mantener el interior en perfecto estado

Os deseamos buena proa!!

«Protegerse Navegando»


Ya estamos casi todos en vacaciones de verano, y cuando pensamos en verano no podemos evitar pensar en el mar, la playa y los baños de sol y agua. 

Si este verano has decidido navegar, te damos unos consejos básicos y necesarios para que todo sea perfecto.

Un factor importante es la alimentación, no debemos olvidarla aunque estemos de vacaciones, y navegando se deben tener en cuenta distintos hábitos. Apuesta siempre por una correcta dieta sana y equilibrada ya que de esta manera mantendrás tu bienestar. No te extrañe, que en épocas de verano y sobre todo en alta mar, tengas más apetito. 

Es aconsejable un buen desayuno cargado de energía y líquidos con alguna pieza de fruta, y antes de salir a navegar haber pasado las horas de digestión para evitar malestar . 

Una vez hayáis zarpado, es básico, y nos atrevemos a deciros obligatorio,  beber mucho líquido durante todo el día para no deshidratarse, una opción muy buena son limonadas naturales, bebidas isotónicas (estas ayudan en caso de vómitos o bajadas de azúcar), refrescos ,mucha agua, e incluso piezas de  frutas de temporada, ya que aportan suficiente azúcar y líquido para el cuerpo. Recordad en nuestro post de los mareos, que para quien sufra mareos, la manzana es un buen alimento para prevenirlos. 

En los momentos de las comidas principales, os aconsejamos comer platos frescos y de fácil digestión, ya que os sentiréis mejor y sin pesadez durante la estancia a bordo. 

Otro aspecto importante en el momento de navegar al igual que cuando pasamos una jornada de playa, es cuidarse del sol, pero en alta mar más, ya que el sol puede cogeros mucho más sin daros cuenta por la brisa.  Importantísimo aplicarse protección solar antes de embarcar y durante la navegación, debéis ir renovando cada equis horas. Es aconsejable cremas resistentes al agua , existen incluso un tipo de cremas que son refrescantes y protegen la piel.

Una parte importante para protegerse son los ojos, el reflejo del sol en el mar es mucho más fuerte, con lo cual la vista es más delicada, es por ello, que se debe intentar protegerlos con unas buenas gafas de sol. Si notamos, que se nos resecan los ojos, no dudar en aplicar gotas oculares para mantenerlos hidratados. 

Por último, si vamos a estar expuestos muchas horas al sol y no tenemos para cubrirnos, lo mejor es protegernos con gorras o sombreros, llevad siempre alguna cuando naveguéis, ya que podéis necesitarla en las horas más fuertes de sol.

Os deseamos buena proa!!

«Mareos al navegar»


Hay personas que son propensas a marearse al subirse a una embarcación, empiezan a notar malestar y que todo empieza a dar vueltas. Los mareos suelen producirse debido al sistema que tenemos en nuestro cuerpo para mantener el equilibrio, el cual tiene mucha relación en el oído, ya que en él tenemos un sistema líquido que mide las referencias horizontales y los cambios de movimiento, enviando al cerebro datos para que éste decida qué hacer para mantener la posición en la que estamos. 

En otro tipo de vehículo de transporte no suele suceder, pero cuando estamos en alta mar es habitual que suceda, ya que hay una contradicción entre lo que vemos y lo que sentimos, de esa contradicción de información surge el mareo. Hay un truco muy práctico si notas que mientras navegas empiezas a marearte, y es que intentes seguir el movimiento de las olas con los ojos y sobre todo no estar en el interior del barco, ya que empeoraría la sensación de mareo, además si te pones gafas de sol te ayudará a reducir la estimulación visual.

Antes de subir a una embarcación, es fundamental que desayunemos de manera correcta, evita tomar alimentos grasos o ácidos, elige algo de hidratos de carbono (un bocadillo o tostadas) , evitar el café con leche si eres propenso al mareo, mejor sustituirlo por un refresco, o incluso fruta puede ir bien, la vitamina C siempre ayuda.  

La mejor zona de una embarcación para que pasemos la travesía es la zona de proa, ya que vemos la dirección del barco, en cambio en la parte de proa, no visualizamos y puede generar desorientación y podemos empezar a notar el inicio del mareo. Por mucho que notes un poco de mareo, nunca decidas entrar en el interior del barco, y menos en los camarotes, ya que aumentaría mucho más el mareo. 

En el momento de sentir mareo, no te centres en el mareo, intenta no pensar, distráete con algo o hablando con las otras personas, ya que cuanto más pienses en el mareo o te centres en él, más notarás los síntomas, y sobretodo no te distraigas leyendo o mirando tu móvil porque será peor.

Si todo y así, notas que no te soluciona nada, es bueno que media hora antes de subir a bordo tomes una biodramina contra el mareo, hay dos tipos de biodramina una con cafeína y otra sin, si te tomas la que no tiene cafeína, te pasarás mucho tiempo dormido/a y te perderás el disfrutar del momento de navegar.

Cuéntanos! ¿Qué haces tú para evitar marearte…?

Os deseamos buena proa!!

«Tipos de Vientos»

En artículos anteriores os hemos hablado de la importancia del estar informado meteorológicamente antes de salir a navegar, esta vez os escribiremos sobre los diferentes tipos de viento que os podéis encontrar mientras navegais en España, ya que podéis encontraros un día perfectamente soleado y despejado, pero a la vez tener un viento a tomar en cuenta, ya que puede ser un viento peligroso o bien un viento que haga cambiar el estado de la mar.

Es importante tener en cuenta también los tipos de Fuerza que hay en los vientos, ya que indica la escala de fuerza que tiene el viento al aparecer, al final del artículo os mostramos una breve tabla con los diferentes tipos según la Escala Beaufort.

Ahora vamos a conocer los tipos de viento que hay, en primer lugar destacaremos la Tramontana que la encontramos en la zona de Baleares y de Catalunya, muy habitual en el Mediterráneo. Es un viento considerado peligroso, para saber si puede aparecer deberemos fijarnos en el aire que notamos, ya que la Tramontana suele aparecer cuando se percibe aire muy seco. Este tipo de viento puede llegar a tener fuerza de 10 u 11 en invierno, pero en verano es algo más suave, pero no menos peligroso,  pudiendo alcanzar niveles de fuerza 7 u 8.

En segundo lugar conoceremos el Levante, el cual se concentra en la zona sur del Mediterráneo y es especialmente peligroso en la zona del Estrecho de Gibraltar, pudiendo alcanzar rachas superiores a los 60 nudos o fuerza 9, tanto en verano como en invierno, además suele ofrecer poca visibilidad y nubes bajas. Suele tener una duración mínima de 2 días. 

A continuación os describimos el Siroco, suele encontrarse en la zona de Almería y llega de África, de ahí que sea un viento muy seco.

Uno de los vientos el cual es muy violento y peligroso es el Galerna y que lo encontramos en el norte, en la zona del mar Cantábrico, pudiendo ser más acentuado en los días más tranquilos y soleados de los meses de primavera y otoño. Se produce por la aparición de un frente de aire frío donde el viento cambia de dirección de forma brusca, el cual conlleva un descenso de temperatura súbito pudiendo variar más de 10 grados en pocos minutos y elevando la humedad atmosférica hasta casi el 100% produciendo rachas de viento que pueden alcanzar los 100 km/h.

El viento Terral es de las zonas costeras, resulta especialmente peligroso en la zona del Estrecho de Gibraltar y es conocido como viento del suroeste, provocando fuerte marejada.

El viento Garbí es muy típico en la Costa Brava, es un viento cálido y bastante frecuente en invierno, el cual en esta época puede ser peligroso pudiendo alcanzar valores de fuerza entre 7 y 9.

Otro tipo de viento es el Vendaval , es el viento de poniente y puede ser muy violento en las zonas del Atlántico, resulta muy peligroso en la zona del Golfo de Cádiz, Estrecho de Gibraltar y Galicia. Debido al efecto Foehn a medida que avanza va perdiendo humedad y aumenta la temperatura de manera gradual.

Por último os queremos hablar del viento Ábrego, el cual consiste en una masa de aire de temperatura templada y contiene relativa humedad, es por ello, que puede provocar lluvias a su paso. Este tipo de viento llega del suroeste y se forma en el Atlántico, y como resultado llega a crear corrientes de aires cercanas a las islas Canarias y Azores. El Ábrego suele notarse durante los meses de primavera y otoño. En la zona de Cantabria se le conoce como viento castellano, mientras que en Asturias se denomina aire de las castañas, ya que cuando sopla con fuerza provoca la caída de este fruto. 

Con este artículo hemos querido hacer un repaso y conocer los diferentes tipos de vientos que podemos encontrar en nuestro territorio español, debemos conocerlos y estar atentos en el momento de navegar e incluso si nuestra embarcación está amarrada en el puerto, ya que aunque lo tengamos amarrado, si aparece algún viento peligroso, puede ocasionar desperfectos o accidentes a nuestra embarcación.

Deseamos que haya sido de vuestro interés este artículo y no olvidéis ser prudentes en el mar.  

Os deseamos buena proa!

FuerzaDescripciónKm/hKnEfecto en la Mar
0Calma0-2Hasta 1Llano como un espejo.
1Ventolina2-61-3Pequeña Ondulación
2Flojito7-114-6Olas cortas sin romper
3Flojo12-197-10Olas empiezan a romper, borreguitos dispersos.
4Bonancible o Moderado20-2911-16Generalizan borreguitos. Peligroso para embarcaciones sin cubierta
5Fresquito30-3917-21Olas alargadas. Mar picada de borreguitos. Viento silba en la jarcia. Rociones en cubierta
6Fresco40-5022-27Olas rompientes. Manchas de espuma. Formación de olas grandes.
7Frescachón51-6128-33Olas grandes. Crestas pulverizadas. Formación de cintas de espuma en la dirección del viento.
8Temporal62-7434-40Olas muy grandes. Fuertes golpes de mar. Cintas  de espuma en dirección del viento
9Temporal Fuerte75-8741-47Olas muy grandes. Nubes de espuma, poca visibilidad. La mar empieza a rugir.
10Temporal Duro88-10148-55Olas con grandes crestas.La mar está blanca y ruge con fuerza. Poca visibilidad.
11Temporal muy duro102-11756-63Olas enormes. Poca Visibilidad. Mar completamente blanca. Ruido de la mar ensordecedor.
12Temporal Huracanado>118>64Mar confusa. Completamente blanca. Atmósfera tomada. Navegación peligrosísima.


«Aguas residuales y basura que se generan en los barcos»

Todos sabemos que la contaminación marina u oceánica es uno de los problemas más graves relacionados con el mar, es por ello, que hoy os vamos a escribir sobre cómo gestionar correctamente las aguas residuales y basuras que se generan en un barco y así poder cuidar nuestros mares y océanos, lo queremos recalcar sobretodo en la temporada en la que estamos que serán miles de embarcaciones que saldrán a navegar, ya sean de recreo, de vela, de yate, etc… aunque son cosas que debemos tener en cuenta todo el año. 

Cada año se tiran al mar unas 8 millones de toneladas de residuos, de todos estos residuos,  más del 80% son plásticos, filtros de cigarrillos, latas y envases, e incluso aparecen ahora las mascarillas que hemos tenido que usar en los últimos años.  Esto provoca graves riesgos para la salud de los océanos y por consecuencia para los animales marinos que viven en ellos y también para los humanos.

Mantener los océanos y mares en buenas condiciones y cuidando de ellos, podemos evitar averías en embarcaciones, además de  grandes costes económicos en concepto de limpieza para los gobiernos, y así estos gastos podrían ser utilizados para otras situaciones.

Tipos de residuos en una embarcación:

En todas las  embarcaciones se generan diferentes tipos de residuos, es por ello, que lo mejor es saber clasificarlos de manera fácil y práctica. 

Para empezar podemos encontrar las Aguas residuales: son aquellas aguas sucias y grises, que suelen proceder del agua de las duchas, lavanderías y cocinas, también están las aguas más oscuras que serían las que provienen de los retretes y urinarios. Todos estos tipos de aguas pueden contener materia orgánica y productos de desinfección, por ello, debemos vigilar muy bien qué productos utilizamos para su limpieza o qué tiramos en ellas..

También encontramos los Combustibles , las embarcaciones pueden tener diferentes tipos de combustibles dependiendo del tipo de motor que tengan. Se clasifican en 3 grupos: Dos grupos que son Los líquidos cuyos uno puede tener su  punto de inflamación es inferior a 55ºC y se utilizan en motores de ignición por chispa, y el otro grupo el de que su punto de inflamación es igual o superior a 55ºC y son usados en motores de ignición por compresión. Por último podemos tener los de Gas licuado del petróleo, éstos son hidrocarburos ligeros que se componen la gran mayoría de propano, propeno, butano, isómetros de butano, buteno con trazas de otros hidrocarburos gaseosos.

Otro tipo de residuos que tenemos en nuestras embarcaciones son los Aceites, los cuales se generan de los productos de mantenimiento del barco o por filtraciones, como por ejemplo en la sentina, la cual se suele encontrar en la sala de máquinas. 

Uno de los tipos de residuos que el ser humano tiene gran culpa de ellos si los encontramos en  mares  u océanos son los desechos sólidos, ya que estos suelen ser los que consumimos a bordo del barco, como envases de plástico, botellas, latas, colillas de cigarro, etc.. ojo! incluso de las personas que son usuarios de las playas, los cuales también deben tener en cuenta el cuidado de los residuos que utilizan y tirarlos en sus contenedores adecuados.

Por último, encontramos los Residuos peligrosos, podemos creer que no los tenemos a bordo, pero sí que los tenemos y debemos tener mucha atención a ellos. Encontramos diferentes tipos de residuos peligrosos, como por ejemplo:  detergentes, ácidos, disolventes, decapantes, pinturas, aerosoles, desengrasantes, equipos electrónicos,  metales pesados, peróxidos, etc..

Como norma general está prohibido verter aguas residuales pero existen algunas excepciones. Por ejemplo si las aguas residuales han sido tratadas (depuradas y no hay nada sólido en ellas). Aun así, está prohibido verter aguas residuales en : Zonas portuarias, Aguas protegidas, Rías, bahías y similares.

En el caso de que  las aguas residuales hayan sido tratadas, la descarga se deberá realizar a más de 3 millas de la costa.

Si por el contrario las aguas sucias o negras no están depuradas se deberán verter a más de 12 millas de la costa bajo un régimen de descarga aprobado por la administración y con un límite de vertido. 

Si hemos tenido las aguas almacenadas en depósitos o tanques de retención específicos para ese uso, estarán sometidas a ciertas condiciones de descarga como: el Límite de descarga siguiendo la Resolución MEPC.157(55) y cuando la embarcación esté en ruta y navegue a menos de 4 nudo

Otra excepción, es cuando las aguas residuales se mezclen con otros residuos que requieran otras disposiciones normativas para su descarga, como podría ser el caso de avería en la embarcación o incluso para garantizar la seguridad de las personas a bordo. 

Deseamos que haya sido de vuestro interés y os hayamos aclarado un poco más el tema de los residuos, no olvidéis que está en manos de todos cuidar y mantener nuestros mares y océanos, así como las playas en las que disfrutamos todos.

Os deseamos buena proa!

«¿Cómo Fondear Correctamente?»

Hoy os vamos a escribir sobre cómo fondear bien vuestra embarcación de recreo, ya que el fondear es uno de los usos más habituales en la navegación y poder disfrutar tomando el sol y bañándose en  calas preciosas. 

Entendemos por fondeo el amarrar con ancla, muerto o boya nuestra embarcación en el fondo marino. El más común es el fondeo con ancla, es por ello, que nos vamos a centrar en hablaros de este tipo de fondeo.

El primer y más importante punto es que el fondeo es una maniobra que se debe preparar. Vale la pena perder un par de minutos en analizar la situación para realizar esta maniobra con seguridad.

En el momento de fondear hay factores que pueden impedir o afectar el poder realizarlo:

1. El tipo de Naturaleza del fondo marino, si es rocosa, arenosa o de algas. El mejor tipo de fondeo son los de fango compacto o arena fangosa, arena fina y dura o similares. En las cartas náuticas viene indicado el tipo de fondo con la inicial correspondiente: 

A= arena

F= fango

Cº= cascajo (son trozos de piedras rotas o quebradizas, no confundir con rocosa)

P= piedra

A= arena

F= fango

Cº= cascajo (son trozos de piedras rotas o quebradizas, no confundir con rocosa)

P= piedra

2.Las condiciones meteorológicas, tenemos que tener muy presente la dirección del viento. Es desaconsejable fondear a partir de vientos de fuerza 5, 20 nudos, y con marejada de ondas a partir de un metro. 

3. El tipo de ancla que tengamos, su longitud y peso de la misma, si es fondeo manual o fondeo mediante molinete eléctrico. Habrá que calcular cuánta cantidad de cadena dejar ir.

4.Tener muy presente a los otros barcos, rocas o costa cerca del punto de fondeo, no podemos bajar la guardia, ya que en el fondeo podemos ser arrastrados por movimiento y debemos vigilar si nos estamos aproximando demasiado a otras embarcaciones, o hacia rocas.

FJORD 44 OPEN

Cuando estemos navegando, y veamos una cala en la cual nos apetece pasar el día o un buen rato, debemos realizar los siguientes pasos para fondear:

Una vez se ha elegido el lugar , lo primero que realizaremos es fijarnos en el tipo de fondo que hay en esa cala o lugar elegido. Podemos encontrarnos diferentes tipos de fondos, ya sean de roca, de arena o incluso de algas, las últimas hemos de ser muy respetuosos y evitarlas siempre, ya que se tratan normalmente de posidonia, y es un tipo de alga muy protegida y muy importante para nuestro mar, ya que son grandes filtradoras, producen oxígeno y es un lugar para muchas especies de animales como refugio o zona para criar, de hecho en muchos lugares está prohibido el fondeo para poder conservarlas.

En las zonas de rocas será mucho más fácil fondear, ya que el agarre del ancla ayudará a no desplazarnos tanto, aunque podemos correr el riesgo de perder el ancla, pero fijándose bien es difícil perderla a no ser que os situéis en un lugar excesivamente rocoso y complicado. En las zonas de arena se fondea realmente bien, tan sólo hemos de recordar que tendremos que dejar más línea de fondeo que si fondeamos en una zona rocosa, y tener en cuenta que puede que nuestra embarcación se vaya desplazando un poco.

El segundo paso importante, es que si hay viento, debemos comprobar en qué dirección sopla. Siempre deberemos situar la embarcación proa al viento, de esta manera nos aseguramos que quede ya en la posición definitiva de fondeo.

En el tercer paso es fundamental la comprobación de la profundidad, para ello en caso de tener sonda la utilizaremos para asegurarnos, es muy recomendable tener a bordo sonda, ya que así no hay margen de equivocación. En caso que la zona donde vayamos a fondear sea poco profunda, fácilmente a simple vista podemos hacernos una idea de lo profundo que puede ser. 

Para saber si una zona es rocosa, debemos fijarnos que habrá zonas más oscuras que otras, eso nos está indicando que es zona rocosa. Nos ayudará mucho el saber la profundidad ya que nos indicará:  la cantidad de línea de fondeo que debemos  soltar y el radio de borneo, es decir, la distancia que debemos dejar con las demás embarcaciones, aunque no lo parezca, es importante la distancia entre embarcaciones, ya que un simple despiste puede ocasionar colisiones y lo que iba a ser un gran día, se puede convertir en un mal día. 

Si las condiciones meteorológicas son normales es recomendable dejar unas tres esloras de línea de fondeo en el fondo marino. Cuanto más sople el viento más línea de bondeo deberemos dejar. Debemos tirar el ancla unas tres esloras antes de dónde queramos que el barco quede fondeado y que la circunferencia de seguridad con las demás embarcaciones sea como mínimo de esas tres esloras más un par de esloras más por seguridad, ese movimiento en circunferencia hará que otras embarcaciones no invadan el espacio de seguridad. En el momento de tirar el ancla, es muy recomendable hacer una pequeña maniobra de marcha atrás, ya que nos ayudará a que el ancla se agarre bien al fondo marino que tengamos.

Cuando hayamos finalizado la maniobra de fondeo, debemos esperar un tiempo prudente para asegurarnos que la embarcación deje de bornear, es decir cuando deje de voltear y veamos que coge su situación estable. A continuación os indicamos un paso que no se suele hacer, pero que es muy útil e importante si queréis quedaros mucho más tranquilos que es el tomar dos enfilaciones, una será para babor y la otra para estribor, lo más opuestas y alejadas que sea posible. Si vemos que a los 15 minutos aproximadamente las enfilaciones que hemos tomado se mantienen estables significará que no estamos garreando, no estamos siendo arrastrados, y daremos por finalizado el fondeo.

En el caso de realizar el fondeo durante el día es muy correcto indicarlo con una esfera de color negro en la parte de proa de la embarcación, y si realizamos el fonde durante la noche, encenderemos una luz de tono blanco todo el horizonte.

Una vez realizados todos estos pasos y asegurándonos de todo, llega el momento de  disfrutar de todos vuestros baños.

Os deseamos buena proa y buen fondeo!

«Nudos Marineros Básicos»

Existen una infinidad de tipos de nudos marineros según la función para que se necesite, ya sea desde amarrar la embarcación a una cornamusa, a unir dos cabos, formar una gaza, etc..

Os hablaremos de unos nudos marineros que son muy importantes en navegación y que os servirán de mucho, es importante saber para qué sirve cada nudo, ya que os ayudará a reaccionar rápido en el momento de necesitarlo. Empezaremos por el más sencillo y básico:

Nudo Simple:

Como su nombre indica, es un nudo simple, un nudo básico perfecto para empezar y que seguro que has hecho más de una vez, ya que es un nudo imprescindible en una embarcación como tope, también se le conoce como nudo de pulgar.

Aunque sea un nudo marinero muy sencillo, este tipo de nudo es muy difícil de desatar, es por ello, que es habitual utilizarlo para mantener las embarcaciones durante períodos largos de tiempo.

Nudo de Ballestrinque: 

Este tipo de nudo marinero se utiliza para amarrar las defensas a los guardamancebos y a los candeleros, además también se utiliza para afirmar un cabo con rapidez a un pasamanos, poste o argolla. 

El ballestrinque tiende a deshacerse cuando no trabaja, por lo que se aconseja realizar un cote o nudo de tope, el cote es un nudo simple en el que el chicote sale en la misma dirección de firme del cabo.

Nudo As de Guía:

El nudo As de guía tiene múltiples usos, y es de los nudos marineros  más utilizados.  Conocerlo y saber hacerlo es prácticamente imprescindible. Es rápido de realizar y muy seguro ya que su ventaja es que no se escurre. Es muy utilizado para afirmar las drizas (las drizas es el cabo que sirve para izar la vela) o las escotas (cabo que sirve para cazar una vela). El nudo As de Guía, también puede ser utilizado para levantar cargar y para mover los aparejos.

Nudo Llano o Nudo Rizo:

Este tipo de nudo marinero sirve para unir dos cabos de la misma mena (grueso del cabo medido por la circunferencia) y tipo que vayan a sufrir tensión. Es bastante utilizado en vela, sobre todo en caso de vientos fuertes, ya que sirve para vincular parte de la vela, hacia abajo para reducir su superficie efectiva.

Nudo del Ocho:

El nudo del ocho, también es conocido con los nombres de  nudo Savoy o de Flemish. Como su  nombre indica tiene forma de ocho y se hace pasando el chicote por debajo del firme y de nuevo por la circunferencia formada. Es un nudo marinero de los más  simples, pero no deja de ser fuerte y versátil, ayuda a evitar que se escape de una polea, además  se suele utilizar para rematar un cabo y evitar que éste se pueda deshacer.

Ahora sólo os queda practicar, practicar y practicar, incluso enseñárselo a hacer al resto de família, amigos, o quien os acompañe en la travesía.

Os deseamos buena proa!

«Titulaciones Náuticas»

FJORD 44 OPEN

Hoy os vamos a explicar la titulación náutica que necesitáis para poder gobernar una embarcación de recreo. Todo dependerá del tipo de barco y ámbito de navegación.

Las titulaciones náuticas son necesarias para saber llevar una embarcación, son imprescindibles para conocer los conceptos fundamentales de un medio para poder disfrutar o trabajar en el mar, además aprendes a saber cómo se debe reaccionar ante imprevistos.

Hay diferentes tipos de titulaciones, cuanta más dificultad tiene en obtenerse, mayores son los permisos que te otorgan para navegar, ya sea tamaño de eslora, potencia, distancia de navegación, tipo de navegación, etc…

Las principales titulaciones náuticas existentes son:

Licencia de Navegación: es el curso básico homologado. Tan sólo necesitas dos horas de teoría y cuatro horas de práctica. Realizando este curso básico ya tendríamos nuestra licencia de navegación, además aprenderás a realizar maniobras básicas dentro del puerto y los derechos de paso básicos para evitar colisiones, los nudos más utilizados, señalización marítima, comprobaciones que se deben realizar antes de zarpar, así como la meteorología y los elementos de seguridad. Con ella, el límite de distancia es hasta 2 millas de la costa de navegación diurna. Permite gobernar embarcaciones de hasta 6 metros de eslora, tanto de vela como de motor. Además con este tipo de titulación también puedes gobernar motos de agua sin limitación de potencia.

Patrón de Navegación: Este tipo de titulación amplia algunos permisos que el de Licencia. Esta titulación te permite la navegación diurna y nocturna hasta 5 millas de la costa. Te permite gobernar embarcaciones hasta 8 metros tanto de vela como de motor. Se puede realizar el curso de manera intensiva si se desea, y además son obligatorias las prácticas de 4 horas de radio sobre las generalidades de las radiocomunicaciones en el Servicio Móvil Marítimo, el uso de los equipos de a bordo y el reglamento de las comunicaciones radiotelefónicas, tanto de emergencia como rutinarias. Tras realizar el curso, se exige un examen teórico, realizar completamente las prácticas obligatorias y un certificado médico. Tampoco tiene límite de potencia para las motos acuáticas.

Patrón de Embarcaciones de Recreo, también conocido como PER: Con esta titulación tendréis más ampliación de los límites de navegación. El PER te permite gobernar embarcaciones de hasta 15 metros de eslora, y poder navegar en la zona comprendida entre la costa y una línea paralela a la misma trazada a 12 millas de ésta, además también os permitirá el poder navegar entre islas. Esta titulación os exigirá más horas de práctica, 16 horas, un curso de radio-operador de corto alcance de 12 horas de duración, de las cuales 4 horas son teóricas y 8 horas de práctica. De manera extra, es posible el realizar una navegación de 24 horas que incluya navegación nocturna, os la recomendamos ya que no es lo mismo navegar durante el día que durante la noche, además ampliarás a poder gobernar embarcaciones de hasta 24 metros de eslora y poder navegar entre islas, tanto Baleares como en Canarias.

En el caso de querer poseer el PER Profesional, deberéis realizar un curso de Formación Básica en Seguridad homologado (STCW), el cual permite trabajar en algunas áreas de cárter con embarcaciones de recreo.

Patrón de Yate: con este título las dimensiones de la embarcación que podréis gobernar ya alcanzan hasta el máximo de 24 metros de eslora, ya hablamos de palabras mayores, y por ello os aconsejamos que tengáis mucha práctica antes de lanzaros a navegar con este tipo de embarcación, pensad que las maniobras en puerto son más dificultosas y además tienen más elementos eléctricos, más motorización, etc… todo aumenta, y por ello se necesita mucha práctica y grandes conocimientos. Esta titulación te permite la posibilidad de navegar en la zona comprendida entre la costa y una línea paralela a la misma, trazada a 150 millas de ésta.

Para poder tener la titulación de Patrón de Yate, debes tener antes la titulación de PER. También deberás realizar un curso de radio-operador de corto alcance de 12 horas , el cual no es necesario repetir si ya lo has realizado anteriormente para el PER .

Ser Capitán de Yate no es cualquier tontería, se debe tener mucha experiencia, sentido común, mayor precaución, tiene la máxima responsabilidad. Con el título de Capitán de Yate, ya no hay límite de distancia, es ilimitada, pudiendo realizar grandes travesías.

Las prácticas para esta titulación ya son de 48 horas, de las que 36 horas serán a modo de travesía y cada alumno deberá realizar una guardia de día y otra de noche.

Además del total conocimiento de los elementos que componen una embarcación, se recalcará mucho la preparación de travesías, el establecimiento de una derrota, organización de guardias, el manejo de derroteros, reconocimiento de faros, y particularmente la navegación astronómica, para saber según las estrellas saber tu posicionamiento en caso de no tener GPS, o que este se estropee en el momento más inesperado o necesario. Además nos darán más conocimientos del manejo de la radio y la utilización de diferentes instrumentales de a bordo, radar, sistemas de localización, etc…

Os deseamos buena proa!!

Clica aquí para más información oficial


«Recomendaciones Temporada»

Se acerca el buen tiempo para navegar y el verano también está próximo, todos tenemos muchas ganas de poner rumbo a los mejores rincones de la costa y disfrutar de esos días de sol, baños y navegación.  Sin embargo, si  somos cautos  podemos evitar muchos accidentes que habitualmente suceden en las embarcaciones de recreo. 

Para evitar disgustos, desde Marivent Yachts Balis os recomendamos lo siguiente antes de salir a navegar:

Primero de todo es importantísimo que tengamos al día nuestra titulación náutica y la documentación reglamentaria de acuerdo con su embarcación y navegaciones a realizar, sin tener este punto en orden, más vale que solicitemos su actualización, o duplicado en caso de pérdida, o lo que necesitemos realizar, de lo contrario olvidarse de navegar.

Trás comprobar que tenemos en regla nuestra titulación y documentación, debemos comprobar el estado de la embarcación y revisar su buen funcionamiento, nos referimos a los equipos de comunicación y navegación, los motores, niveles de aceite, agua y combustible, el sistema eléctrico ( a veces no le damos la importancia que tiene), revisar que tengamos bien todo el equipo de seguridad y el aparejo.

Un punto muy importante, y que a veces por descuido y por demorar puede sucedernos, es importante que tener el seguro en regla. De no tenerlo al corriente, cualquier compañía de seguros rehusará el cubrir los daños e indemnizaciones provocados por un accidente si en el momento de tener cualquier accidente, quien gobernaba la embarcación carecía de la titulación adecuada o faltaba algún documento obligatorio. 

Una vez comprobado que nuestra embarcación está en perfecto funcionamiento y toda la documentación al día, debemos consultar la previsión meteorológica antes de salir a navegar, la previsión desde donde salimos y de la zona donde pretendemos navegar, y sobretodo, en caso de que nos indique mal tiempo o haya mala visibilidad, evitar la salida por muchas ganas que tengamos.

Algo muy importante que debemos realizar, y si es necesario ponernos un recordatorio para realizarlo, es dar el informe de la fecha/hora prevista de salida/llegada y puerto de salida/destino, así en caso de haber cualquier imprevisto, emergencia o eventualidad podremos recibir avisos, de lo contrario, de esta manera evitamos que transcurran horas que podrían ser vitales en momentos de emergencia. 

Cuando informemos de la fecha/hora prevista de salida/llegada y el puerto de salida/destino, también daremos la información de las características de la embarcación, de esta manera será mejor si necesitan identificar  nuestra embarcación. Los datos que se suelen dar son: :

  • El nombre de nuestro barco.
  • El número de tripulación que llevamos, además de los datos de cada uno de ellos.
  • Detalles de nuestra embarcación, tales como tipo, color, formas de las superestructuras, palos, etc…
  • La nacionalidad y el distintivo de llamada, el cual es un código alfanumérico adjudicado a nuestro barco (como las matrículas de coches), con el cual hace diferenciar dos barcos que puedan tener el mismo nombre, se suele utilizar en el procedimiento de voz en VHF.
  • El número y nombre de personas a bordo, se cuentan a todos, incluídos los invitados que podamos tener. Recordad no embarcar nunca más tripulantes que los permitidos, está totalmente prohibido.
  • Informar de los equipos de comunicaciones que disponemos en nuestra embarcación.
  • El teléfono de contacto y personas con las que se pueda contactar en caso de emergencia, siempre se puede necesitar el avisar a otras personas en caso de problemas.

Si durante el trayecto decidimos cambiar de rumbo porque hemos decidido otro destino, debemos comunicarlo al club náutico, oficina de marina o alguien que esté en tierra. Debemos evitar el alterar nuestro destino previsto, a no ser que nos veamos obligados por fuerza mayor.

Es importante tener preparada y a nuestra disposición la información suficiente de la ruta y puertos que esperamos visitar: cartas náuticas, derroteros, libro de faros, balizamientos, lugares de fondeo, amarres disponibles, … Debemos recordar que los amarres a las boyas de balizamiento están totalmente prohibidas, así que debemos asegurarnos de amarrar en buen lugar. 

Como última recomendación y no menos importante que el resto, debemos tener cuidado con los pesos que introducimos en nuestra embarcación, debemos distribuir muy bien  las cargas para que no afecte a la escora o estabilidad de la embarcación.

Si cumplís todas estas recomendaciones os asegurais el tener una navegación tranquila y lo más importante… disfrutar de los mejores momentos en el mar.

Os deseamos buena proa!!

Página 1 de 212